portada
¿Ya eres usuario? validate aquí
 
 
Recordar contraseña | Crear cuenta
 

PICE. Nuevos cursos para el segundo trimestre 2017

1
No dejes pasar la oportunidad e inscríbete a los cursos gratuitos que tenemos programados para el segundo semestre de 2017. 
Si cumples los requisitos del Programa Integral de Cualificación y Empleo (mayor de 16 y menor de 30 años, no estar trabajando o estudiando el día anterior a la fecha de presentación de la solicitud) puedes solicitarlos, recuerda que solo puedes hacer uno, os facilitamos los carteles de cada curso y como inscribirte, las plazas son lim
 
Enlaces
Galería de imágenes:
Pulse sobre cada imagen para ampliarla
3 4 5 6 7 8 9 10 10 11 13 14 54 4141 sasa 
Ver Galería de imágenes
 

Convocatoria de ayudas económicas destinadas al fomento del empleo de 2017

camara
PROGRAMA INTEGRAL DE CUALIFICACIÓN Y EMPLEO
PLAN DE CAPACITACIÓN
La Cámara Oficial de Comercio Industria y Servicios de Córdoba hace pública una convocatoria de ayudas a empresas para la contratación de personas sin empleo y a emprendedores que decidan iniciar una actividad empresarial y/o profesional, y que hayan finalizado, en el marco del Programa Integral de Cualificación y Empleo, la fase de formación específica del Plan de Capacitación. Estas ayudas estarán cofinanciadas por el Fondo Social Europeo (FSE) y por la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ) en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil 2014-2020.

 
El plazo para la presentación de solicitudes comenzará el día 06 de julio de 2017 y finalizará el  29 de diciembre de 2017.
 
Documentos adjuntos a esta publicación
 

Cómo contestar a la pregunta sobre Salario en la Entrevista de Trabajo

dsdsd

El objetivo de este artículo es que dar respuesta a la pregunta que muchos candidatos se hacen ¿Cómo contesto a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo? Entenderás mejor el proceso para acordar un salario y  negociarás mejor tu salario de entrada, muchas veces el salario inicial se convierte en definitivo.

Comencé este post con la idea de escribir sobre las 5 preguntas más habituales para cerrar una entrevista de trabajo.

Y una de las preguntas más recurrentes en la fase de cierre de una entrevista de trabajo es la cuestión del Salario. Pero como estaba viendo que el tamaño de esta pregunta se estaba alargando, porque es un tema que da para mucho, decidí dedicarle un post exclusivo.

El tema salarial es delicado y se suele dejar para el final de la entrevista, ojo, no siempre es así, a veces te lo pueden preguntar a mitad de la entrevista con lo cual te pueden pillar indefenso, no te lo esperas en ese momento y aunque te hayas preparado la respuesta, te pones nervioso, se traba la lengua y puede que des la respuesta que no querías.

Pero lo habitual es tratar este tema hacia el final de la entrevista.

Hay muchas formas de hacer la pregunta sobre el salario: ¿cuáles son tus expectativas salariales?, ¿cuáles son tus pretensiones económicas?  ¡Expectativas salariales!, ¡pretensiones económicas!,…un pelín pedante ¿no?…Yo uso estas expresiones  y todo porqué el tema salarial es un poco tabú, preguntar a alguien cuánto cobra o cuánto quiere cobrar, está socialmente mal visto, está feo, es de cotillas.

Una vez planteada la pregunta comienza el juego de estrategias. Las dos caras de la moneda.

Lo que a muchas empresas les gustaría saber realmente es ¿cuál es el salario mínimo que adaptarías para trabajar aquí?, preguntar esto además de feo es poco ético.

¿Por qué algunas empresas publican el salario y otras no?

Empresas que sí publican el salario. Las empresas serias tienen tablas salariales y las aplican para fijar los salarios de las nuevas incorporaciones. Todas las personas de la organización se mueven en unos rangos en función de los criterios definidos previamente (nivel formativo, jerarquía, antigüedad, etc.). Suelen ser empresas con una política salarial clara, transparente y conocida por todos, por lo tanto no hay problema si se publica un salario o rango salarial.

Se opta por no publicar el salario por diferentes motivos, uno de ellos suele ser que la empresa no tenga una política salarial clara, es decir que dentro de la organización hay perfiles que con un mismo grado de responsabilidad, nivel de estudios, antigüedad que estén cobrando salarios diferentes, son empresas que actúan reactivamente en cuanto a su política salarial, por criterios subjetivos, poco claros y poco equitativos. Para evitar tensiones internas no publican el salario.

Otras veces, la oferta pretende atraer a perfiles con niveles de experiencia diferentes y por lo tanto niveles  retributivos diferentes, para no pillarse los dedos y que haya candidatos que no apliquen (se autodescarten) por cuestiones salariales prefieren no indicar nada en la oferta.

Puede ser que, simplemente, no quieren dar pista a la competencia o headhunter de los niveles salariales que manejan.

Aunque el salario no aparezca o el reclutador no quiera mojarse (dar pistas), siempre tiene una referencia salarial, sabe, si o si, el rango en que se va a mover la oferta para cada perfil.

¿Por qué el salario, es una pregunta obligada en la entrevista de trabajo?

El reclutador, necesariamente, tiene que abordar el tema del salario durante la entrevista porque necesita una referencia salarial con la que podrá medir el ajuste de las expectativas del candidato y el salario que la empresa  está dispuesta a pagar.

Por esto, no debes resistirte a contestar a la pregunta sobre el salario, es un dato que el reclutador necesitará, si te niegas a dar una referencia corres el riesgo de quedarte fuera, piensa que el salario es un requisito más de la vacante, como los años de experiencia, los idiomas, etc.

Si las expectativas de un candidato son muy altas, casi con seguridad será descartado por este motivo. En algunos casos, se le expondrá abiertamente, al candidato, la oferta máxima que la empresa está dispuesta a asumir, para sondear si este estaría dispuesto a aceptarla aun estando por debajo (“si cuela, cuela”).

¿Qué debe saber el candidato antes de contestar a la pregunta del salario?

Es fundamental que conozcas los salarios de mercado y si es posible los salarios internos. Como hemos visto si tus expectativas son muy altas te quedarás fuera y si tus expectativas son muy bajas, también, te puedes quedar fuera porque la empresa considera que ni tú mismo ni el mercado valora  tu perfil, por algo será. También corres el riesgo de que la empresa te ofrezca ese salario mínimo que has dicho aunque estuviera dispuesta a pagar más.

Dentro del rango salarial del mercado tienes que definir muy bien cuál sería el salario mínimo que podrías aceptar (en relación con otros factores importantes), con el que tú te sentirías cómodo presentando tus servicio y te permita cubrir tus necesidades.

Los salarios de deberían negociar siempre en bruto/año, pero para tener más referencias, calcúlalo en bruto/año, bruto mes y en neto. Si la empresa te habla de salario mensual, pide que te hablen en bruto/año o que te aclaren el número de pagas, para no llevarte sorpresas.

¿Cómo suele contestar el candidato a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo?

Una estrategia muy extendida hace algunos años sobre todo en el sector IT, era la de inflar el salario actual como base para negociar con ventaja el salario ofertado. Esta técnica funcionaba muy bien en ese momento y en ese sector, esto ha cambiado y sólo funciona para perfiles muy concretos.

Herencia de lo anterior, el recelo, la desconfianza de la empresa/reclutador, sigue activa y por eso, ofertar a la baja se hace con más frecuencia de lo que se debería. Frecuentemente se hará estás preguntas ,¿habrá inflado el candidato su salario?, ¿en cuánto habrá inflado su salario?, ¿cuál será el margen de negociación?, ¿nos podemos arriesgar a ofertar por debajo de sus expectativas?

Los candidatos que están trabajando optan por dar como referencia su salario actual,suelen acompañar la respuesta diciendo que lo que quieren es mejorar condiciones. Los que se cambian por el mismo salario, normalmente transmiten que  quieren escapar como sea de su actual empresa. Si lo que quieres es escapar de tu empresa, y te cambiarías por lo mismo, argumenta muy bien el motivo del cambio que en ningún caso debe aludir a situaciones de conflicto o malestar.

Los candidatos que no están trabajando, suelen dar el dato de lo que cobraban en su anterior trabajo, acompañar la respuesta aludiendo a la situación de crisis, confirmando que están dispuestos a bajar sus expectativas salariales para ajustarlas a la situación del mercado actual. Lo normal es que se le vuelvan a preguntar para obtener una referencia actual, con lo cual estarán informando de cuánto se ha devaluado su perfil y cómo de necesitados están.Evita dar este tipo de pista negativa.

¿Qué contestar a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo?

Lo mejor es dar un rango, pero para que la empresa no tome come el rango inferior como referencia, después de dar el rango matiza: “…busco un salario acorde a mi perfil y lo que puedo aportar a la empresa,  si me pides una referencia…, entre 30.000 y 35.000€ es una banda salarial razonable, sin que esta suponga un mínimo y un máximo, la parte salarial es importante pero valoro en su conjunto”… puedes mencionar otros factores, como por ejemplo: proyecto, reto, grado de responsabilidad, jornada laboral, flexibilidad, oportunidades de crecimiento, plan de carrera, formación continua, planes de incentivo, variable, beneficios sociales, etc.…”

Si te presentas a un puesto de baja cualificación o temporal no tendrá sentido que uses la mayoría de estos argumentos, aun así puedes dar una banda salarial pero argumenta otros factores valorables, como oportunidad de aprender algo nuevo, la oportunidad de dar continuidad a la carrera, jornada laboral, cercanía a tu domicilio, o los beneficios sociales.

¿Cómo contestar a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo?

Para evitar suspicacias tu respuesta debe parecer casi improvisada, como si la estuvieses elaborando sobre la marcha. Para ello usa un lenguaje sencillo, jugando con los tiempos.

No te pongas nervioso al tratar este tema, sabes que tarde o temprano te lo preguntarían, así que mantén la calma y sigue el plan.

Transmite seguridad en ti mismo, usando un tono serio, pausado y tranquilo.

“La mejor improvisación es la preparada”

¿Acepto la oferta en el mismo momento?

Depende de tu perfil, situación, urgencia, etc.

En perfiles medios o altos, no se suele hacer la oferta directamente en la entrevistaaunque se trate de la entrevista final, pero puede darse el caso. Si es así, siempre es bueno reposar y evaluar la oferta,  por lo que,  solicita uno o dos días para valorarla (consultar a tu pareja), antes de dar una respuesta.

Si la oferta no te parece suficientemente atractiva pero el resto de condiciones son interesantes es el momento de negociar, ahora tienes una pequeña ventaja, es sólo una ventaja, no tienes la sartén por el mango.

En perfiles menos cualificados, donde el valor diferencial entre candidatos no está tan marcado, o si realmente necesitas el trabajo, acepta en el mismo momento, pero no a lo loco,mantén la calma, aunque por dentro estés dando palmas, y antes de confirmar repasa con el reclutador todas las condiciones, salario bruto/año, beneficios, jornada, formación, duración, tipo de contrato, funciones, etc.

¿Las ofertas salariales son negociables?

Siii, todo es negociable. No te precipites en rechazar la oferta de una empresa por que la oferta salarial sea baja o la consideres casi ofensiva.

El dinero es importante, pero no lo es todo. Valora otros aspectos como los que te he comentado antes: proyecto, reto, grado de responsabilidad, jornada laboral, flexibilidad, oportunidades de crecimiento, plan de carrera, formación continua, planes de incentivo, variable, beneficios sociales, marca de la empresa, etc.… Estos aspectos, también, pueden entrar en la negociación.

Si aun así no te compensa, no des un NO rotundo a la empresa. Hace poco más de un año, buscábamos un perfil de Consultor-Preventa, teníamos una banda salarial muy ajustada porque en principio nos interesaba un perfil Junior, con potencial y dotes comunicativas, pero, también, entrevistamos a perfiles Senior. El caso es que nos gustó uno de estos perfiles senior, nos arriesgamos (nos pasamos de listos) y ofertamos por debajo de sus expectativas, aunque estábamos dispuestos a negociar. La respuesta fue un NO poco empático que cerró las puertas a una negociación, seguramente si hubiese intentado negociar con argumentos, habríamos ofrecido lo que pedía, quizás no desde el inicio pero si con el compromiso escrito de hacerlo en 3 meses.

Espero que toda esta parrafada te sirva para entender mejor el proceso para acordar un salario y te sirva para negociar bien tu salario de entrada.

FUENTE: www.orientacionparaelempleo.com 


 
Enlaces
 
  • Ayuntamiento de Hinojosa del Duque
  • Plaza de la Catedral, 1. 14270
  • Teléfono: 957 14 00 50
  • informacion@hinojosadelduque.es
  • Fax: 957 14 12 86
  • Proyecto de la Cámara de Comercio de Córdoba en colaboración con el Ayuntamiento de Hinojosa del Duque